Lo Último

Muere Bobbi Kristina Brown, hija de Whitney Houston

La hija de Whitney Houston y Bobby Brown, Bobbi Kristina, falleció el domingo a los 22 años después de varios meses en un coma inducido por los médicos cuando fue encontrada el pasado enero sumergida en una bañera. Su muerte pone fin a una vida donde la tragedia y la fama se dieron la mano desde que nació. La joven fue el fruto de una de las parejas más tumultuosas del mundo de la música y su vida transcurrió a la sombra de la fama de sus padres y los escándalos que ellos protagonizaron. Una vida marcada en los últimos años por la muerte de su madre cuando Krissy, como la conocían en su familia, solo tenía 18 años. Bobbi Kristina recibía entonces en el lobby del hotel Beverly Hilton de Los Ángeles la noticia de que su madre había muerto de una sobredosis, ahogada en la bañera de la habitación del hotel en el que se encontraban un día antes de la celebración de los premios Grammy. La joven tuvo que ser trasladada ese mismo día al hospital para ser tratada de un ataque de nervios.

“Finalmente descansa en paz en los brazos de Dios”, indicó su familia en un comunicado a los medios nada más producirse el fallecimiento en el hospicio cristiano Peachtree de Duluth (Georgia, Estados Unidos). Este fue el último centro médico por el que pasó desde que fue encontrada boca abajo en la bañera de su casa en Roswell, también en Georgia, el 31 de enero. Desde entonces Krissy estuvo entubada en un estado de coma inducido y conectada a un ventilador para poder respirar. Las esperanzas de que pudiera volver a recuperar la conciencia fueron escasas desde un primer momento. Aún así la familia señaló hoy en el mismo comunicado que agradecían las muestras de cariño y apoyo recibidas en este tiempo.
Siguiendo los pasos de su familia, Bobbi Kristina tonteó en vida tanto con las drogas como con el mundo del espectáculo. Pero en lo segundo nunca alcanzó el éxito de sus progenitores ni dio muestras de contar con la voz de su madre. De hecho pese a estar constantemente ante las cámaras de televisión, perseguida por los paparazis junto a su familia o parte de programas de telerealidad como ese titulado Being Bobby Brown que se adentraba en su vida y la de sus padres, su carrera artística no pasó de algún esporádico papel de reparto en series de televisiónNo hubo mención de los escándalos que la siguieron incluso hospitalizada y en coma. Cuando sus padres se separaron Bobbi Kristina tenía 14 años y la joven quedó bajo la custodia de su madre, a quien se sentía muy unida. Krissy de hecho fue la heredera de la fortuna multimillonaria que dejó Whitney Houston al morir. Los símiles que existen entre las muertes de ambas, las dos encontradas en una bañera, así como el futuro de esa gran fortuna dará bastante que hablar incluso tras el fallecimiento de la única hija de Houston. También la seguirá a su tumba la polémica relación que mantuvo con Nick Gordon, joven al cuidado de Whitney Houston y a quien la cantante solía llamar “hijo”. Bobbi Kristina prefirió llamarle “novio-hermano” a medida que su relación se fue haciendo más cercana hasta el punto de que en las redes sociales llegaron a hablar de matrimonio. Según un comunicado del abogado de Bobbi Kristina hecho público en 2013, la pareja nunca llegó a contraer matrimonio aunque sí vivieron juntos. Mientras la hija de Houston permaneció hospitalizada y en coma, la familia de Bobbi Kristina prohibió a Gordon que la fuera a visitar. La tía de Krissy, Leolah Brown, llegó a decir en una entrevista televisada meses atrás que Gordon está relacionado con las circunstancias en las que apareció casi ahogada su sobrina y que espera que sea acusado formalmente.