Lo Último

El discurso más sincero y emotivo de Madonna

La gala anual Billboard Mujeres en la Música incluyó emotivos y sentidos discursos sobre las duras batallas que enfrentan las mujeres en la industria de la música, incluyendo historias personales de Madonna, la principal premiada.
Madonna contó que fue violada a punta de cuchillo y recordó las duras críticas que recibió en los inicios de su carrera por el simple hecho de ser mujer, durante el discurso brindado al recibir el premio a la "Mujer del Año", en la gala anual Billboard Mujeres en la Música, que se celebró en Nueva York: «Aquí estoy ante todos ustedes, como un felpudo. Quiero decir, como una mujer dedicada al entretenimiento». Así comenzó Madonna su discurso tras entregarle el premio. Y agregó: «Gracias por reconocer mi capacidad para sobrellevar 34 años de carrera en medio de un sexismo flagrante y una misoginia y abusos constantes», dijo.
Y aprovechando el momento, la artista de abrió en canal ante todos y relató en primera persona una de las mayores pesadillas de su vida. «Por cierto, hablando de ese título, por qué una reina sufre más guillotinazos que el rey o incluso que el príncipe.¿Acaso no estaba Prince por ahí con medias de rejilla, tacones, lápiz de labios y enseñando el culo? Sí, sí estaba. Fue entonces cuando entendí que las mujeres no tienen tanta libertad como los hombres», recalcó en su discurso. «Si eres una chica tienes que jugar. Tienes que ser guapa y sexy. Pero no muy lista. No tengas opinión fuera de la línea. Puedes ser objetivada por los hombres y vestir como una puta pero no seas una golfa. Y jamás, repito: jamás, compartas tus fantasías sexuales con nadie. Sé lo que el hombre quiere que seas. Y finalmente, no envejezcas. Porque la edad es un pecado. Serás criticada y vilipendiada y no sonarás en la radio».
«Además de ser mujer, me estoy haciendo mayor. Creo que lo más polémico que he hecho es seguir aquí». Fue entonces cuando la cantante contó que fue violada a punta de cuchillo. «Recuerdo sentirme paralizada. Me costó mucho recuperarme y volver a ser creativa, continuar con mi vida. Me apoyé en la poesía de Maya Angelou, en los ensayos de James Baldwin y en la música de Nina Simone. Recuerdo que deseaba tener una amiga que me sirviera de apoyo», contó desgranando su experiencia al detalle ante las caras incrédulas de los invitados a la gala.
Y terminó con un pensamiento positivo al estilo del 'Yes, we can'. «Los que dudaron, los negativos, los que me hicieron pasar un mal momento y me dijeron que no podía, que no era capaz... su pesimismo me hizo más fuerte, me convirtieron en la luchadora que soy hoy, me hicieron quien soy hoy. Así que gracias».