Lo Último

Robin Thicke confesó que era adicto a las drogas y el alcohol

Robin Thicke reveló algunos secretos detrás de su éxito “Blurred lines” y sus problemas con el alcohol y las drogas.
Según el Hollywood Reporter, el artista confesó que se ha alejado de las drogas durante los últimos dos meses, después de que terminara su relación con Paula Patton.
Thicke también explicó que a la hora de grabar el tema “Blurred lines” se encontraba bajo los efectos del Vicodin y el alcohol,igual que en todas las entrevistas a las que se presentó en 2013.
"Cada día que despertaba, me tomaba un Vicodin para comenzar el día y luego llenaba una botella con vodka para beber antes y después de mis entrevistas (...) No recuerdo muchas cosas que dije, de hecho, me sorprendo bastante cuando las leo”,mencionó Robin.
Pero, los problemas del cantante no terminan ahí, pues también es acusado de haber robado la canción de Marvin Gaye “Get to give it up”, junto con Pharrell Williams, principal compositor del tema.
Thicke también mencionó: “Pharrel y yo estábamos en el estudio y le dije que una de mis canciones favoritas era la de Marvin Gaye "Got to dive it up", deberiamos hacer algo así con ese groove, Entonces él empezó a tocar un poco y literalmente escribió la canción en media hora y la grabamos".