Lo Último

Madonna celebra sus 58 años en Cuba

Louise Veronica Ciccone, más conocida como Madonna, cumple hoy 58 años, una edad que no aparenta para nada y que ha querido celebrar de forma especial viajando a Cuba con su familia y allegados, concretamente a La Habana.
La reina del pop ha aterrizado este lunes en la isla caribeña y se aloja en el hotel de cinco estrellas Saratoga, situado en el centrode la ciudad. La ha acompañado un grupo de amigos y su hija, Lourdes León, cuyo padre es el actor cubano Carlos León.
Como era de esperar, una amplia comitiva de prensa y seguidores la ha recibido en su llegada con gritos de "Madonna, 'I love you'!", pero la artista ha podido esquivarlos rápidamente y continuar con su ruta turística por las calles de La Habana. Algunos medios cubanos aseguran que ha estado bailando al ritmo de 'La Guantanamera' y varias canciones de Compay Segundo en el restaurante La Vitrola, de la céntrica plaza Vieja.
A través de su cuenta de Instagram la artista ha querido mostrar su alegría por visitar el país compartiendo una foto con sus seguidores. Junto a la imagen, escribe: "Cuba libre". ¿Una proclama política? ¿Ganas de cóctel?
La rubia cantante se ha paseado por las calles habaneras en un Chevrolet 57 descapotable y un Chevrolet 56, los mismos coches que usaron las Kardashian en mayo, con motivo del rodaje de un capítulo de su 'reality show'.
Madonna se aloja en el mismo hotel que han visitado 'celebrities' como Beyoncé o los Rolling Stones. Tras el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos, también han pasado por la isla han pasado Katy Perry y Leonardo DiCaprio, entre otras estrellas.
Una de las ausencias en la comitiva de Madonna es la de su hijo Rocco, de 16 años, fruto de su matrimonio con el cineasta Guy Ritchie. No siguen enfrentados. Hicieron las paces tras meses sin hablarse y, aunque no haya viajado a la isla caribeña, un reportaje en la revista 'Love' certifica que vuelven a estar bien. Ambos posaron juntos ante la cámara de Mert Alas, que ayudó a la reconciliación entre madre e hijo organizando una cena en su casa de Londres. Luego se fueron de viaje a África.