Lo Último

Rivers Cuomo medita el futuro de Weezer

Después de ocho meses en un estudio de grabación de Santa Mónica, California, Weezer por fin llegó a su último día de trabajo: el primer disco de la banda en cuatro años, que fue producido por Ric Ocasek (el mismo que hizo con ellos el Blue Album, de 1994, y el Green Album en 2001). "Me pongo ansioso y pesado a medida que nos acercamos al final", dice el cantante y guitarrista Rivers Cuomo, chequeando obsesivamente un Google Doc donde lleva la cuenta de lo que falta del trabajo.

Al día siguiente Cuomo está un poco más relajado, pero incluso las preguntas más básicas pueden inquietarlo. "Suelo angustiarme porque tengo un fuerte instinto que me lleva a compartir todo con todos", dice. "Pero, a la vez, una voz me dice: 'Eso no es prudente. La gente puede usar lo que dijiste en tu contra'." Desde su debut en 1994, Weezer ha sido una banda notablemente estresada, pero a la vez divertida y nerd, opuesta al grunge ultraserio que lo inundaba todo cuando aparecieron. Con los años, el grupo conoció éxitos y fracasos: el álbum Hurley, de 2010, vendió notoriamente mal. Después de eso, no fue fácil continuar. Pero en mayo de 2014, en un retiro de meditación Vipassana de un mes, Cuomo encontró la forma de su nuevo disco. "Hay canciones sobre chicas, sobre fans y sobre figuras paternas", explica. (El mismo padeció a un padre ausente, un baterista de jazz llamado Frank.)

En los últimos tiempos Cuomo estuvo pensando mucho en la pérdida. "Luego de un accidente automovilístico que sufrí en 2009, la fragilidad de nuestra existencia me pegó duro." Pero el disco se titula Everything Will Be Alright in the End. "En la superficie, el título es optimista", dice. "Pero nadie puede estar ciento por ciento seguro de la sinceridad de este enunciado."


Fuente: http://www.rollingstone.com.ar/1770781-rivers-cuomo-medita-el-futuro-de-weezer